Uva peruana avanza, a pesar de momento duros que presenta. 

calendar 21 May

La uva peruana soporta situaciones duras, pero avanza


Los especialistas coinciden en que el negocio de la uva de mesa se tornará más complejo cada temporada, con producciones de California, Perú y Chile que se traslapan y se seguirán traslapando en los próximos años. De acuerdo a Lionel Arce, presidente de Provid y gerente general del Complejo Agroindustrial Beta, la campaña que recién pasó fue “bastante normal”, en cuanto al comportamiento de los mercados, “incluso hasta mejor, respecto a las ‘seedless’ y a la propia Red Globe”. Las empresas del norte lograron colocar toda su fruta, sin mayores traslapes con la fruta de California ni con la de Chile. “En general, ha sido un año común. Mejor que el anterior, en todo caso; el año pasado fue mucho más complicado”, subraya Arce.En Ica, la fruta que se obtiene en el valle, terminó de cosecharse la segunda semana de enero y ya en diciembre se había cosechado el 80% de la producción, pudiendo llegar con un importante volumen de fruta al Año Nuevo Chino, que este año cayó el 25 de enero, con precios que estuvieron “extremadamente altos, sobre todo para los contenedores de Red Globe que arribaron antes de esa festividad”. Ica tiene dos momentos: El del Valle de Ica, y el de la Pampa de Villacurí. “Ahora bien, lo que llegó después del Año Nuevo Chino se manejó en términos normales, aunque muy despacio. Todos estamos muy atentos a lo que pueda pasar”, señala el presidente de Provid.   

Pero, ¿cuáles son los últimos reportes de estos últimos envíos de Ica? “De manera particular puedo comentar que los envíos de Beta que arribaron antes del Año Nuevo Chino, tuvieron retornos sobre lo esperado, encima de los 250 RMB; mientras que, pasado el cierre obligado, después del Año Nuevo Chino, la fruta se vendió dentro del promedio esperado. El Covid-19 impactó la fase final de nuestra campaña 2019/20, con complicaciones en los principales puertos de China, en momentos donde había embarques tanto en camino, como destinados a enviarse a ese mercado. Esto nos obligó a encontrar soluciones de la mano de las autoridades nacionales, especialmente de Senasa, lográndose abrir todos los puertos chinos para nuestra uva de mesa, a pesar de que el protocolo fitosanitario que tenemos firmado solo permite el ingreso por algunos puertos”, precisa Arce.

–La campaña de California, si bien tuvo stock, fue mucho menos que en la pasada…

–Correcto, hubo stock en EE UU, pero mucho menos; permanentemente, estuvo bajando el inventario, de manera importante, cuatro o cinco millones de cajas a lo largo de toda la campaña… Estamos hablando de un diferencial importante, en relación a la campaña anterior.

–¿Cómo ha impactado eso en la campaña peruana y cómo crees que será el ajuste para las próximas?

–La parte que me está preocupando seriamente, tiene que ver con la última parte de la fruta de Ica, aquella que llegó después de Año Nuevo Chino. Estamos colocando la fruta, se está vendiendo la fruta de Perú en general, y esperamos que las cosas terminen, por lo menos, en los mismos niveles que el año anterior. Como comenté, la fruta de Beta se vendió bien dentro de los precios esperados, con arribos a fines de febrero. Lo que sí nos complico fueron los retrasos de los arribos, sobre todo a China.


Respecto a la campaña 2018/19, Perú experimentó un aumento productivo del 3%, mientras que la facturación a la semana 3 era de US$901 millones, “superando las expectativas”, subraya. “Ha sido una campaña pareja, con ciertos movimientos. Algunos productores del norte han subido de manera importante. El Pedregal ha dado un salto muy importante; Rapel tuvo una contracción… Calculo que esto es producto del recambio varietal. Están ordenando las fichas para lo que viene”, sostiene.

–Parece indudable que tanto Piura como Ica deberán atrasar sus cosechas, ¿cuál es tu análisis al respecto?

–Perú tiene su momento específico y, quiérase o no, va a cruzarse con el final de California y sus inventarios, y también con la salida de Chile. Tenemos que trabajar y convivir con esto. Si California tiene menos inventario, lo único que va a pasar es que vamos a tener un principio más auspicioso para la campaña. Sin embargo, si viene con mucho inventario, va a ser un año más duro para poder comercializar fruta, porque va ser un tema de ‘oferta y demanda’. Lo misma pasa en la parte final de la campaña. Pero en Perú está pasando una cosa curiosa: en la campaña 2016-2017, el 53% de la uva era Red Globe; este año es el 33%; ha caído de 19 millones a 15 millones de cajas.

–¿Cuál sería el momento de la parte tardía de Ica? ¿Hasta cuándo es recomendable cosechar ahí, teniendo en cuenta que después se topa con Chile? ¿Tiene razón de ser moverse más?

–Yo diría que sí, dependiendo de las estrategias de las empresas. Pero lo tradicional de Ica es que la Red Globe comience fines de noviembre y termine hacia fines de febrero. Los resultados de esto es lo que lleva a las empresas a programar sus cosechas.

–En cuanto a cajas en general, ¿cuánto subió Perú en la última campaña?

–Desde el año 2016 al 2019, Perú ha subido casi un 30%. Hemos pasado de 37 a 47 millones de cajas exportadas. Esta campaña, a la semana 12, terminamos con 48.8 millones de cajas. Lo que ha crecido son las variedades patentadas. Red Globe, en su estructura, ha bajado por un tema de recambio, pero no ha bajado de una manera tan dramática. Concretamente, la caída es de un 13%.

–Antes mencionaste que hubo 4 millones menos de cajas. ¿4 millones de cajas no es algo tan dramático?

–Lo que sucede es que llegamos a tener 80% de Red Globe; hoy estamos en 34%, se dio un recambio fuerte los últimos años. Esa es una realidad. Por otro lado, cabe mencionar que en la campaña 2016/17, hubo solamente 300,000 cajas de Sweet Globe, pero en la pasada llegó a 4.5 millones de cajas. La mayor parte del crecimiento va dirigido a variedades nuevas.


–Hablas de un crecimiento espectacular en Sweet Globe, variedad que se seguirá plantando. Según tu experiencia, ¿con qué número de cajas hacemos que este negocio basado en Sweet Globe, sea sostenible?

–La producción de Sweet Globe pasó de 2.5 millones de cajas a 4.5. Hablamos de un 45% de incremento. El balance interactúa entre los diferentes jugadores y la disponibilidad de la fruta. Es difícil saberlo en este momento, lo que sí es claro es que hay un mercado para blancas y rojas ‘seedless’ y para Red Globe.


Fuente: Red Agrícola



CHAT BOT